Julio Sampalo

29 julio 2017

No hay comentarios

Casa Noticias

Eficacia probada y grandes resultados

Eficacia probada y grandes resultados

La Casa del Francés ofrece eficacia probada. La academia ha preparado a conciencia en este curso a sus alumnos para conseguir los conocimientos y el nivel deseados a través de los exámenes oficiales en lengua francesa. Estos son los resultados.

Profesionalidad, preparación, compromiso, exigencia, calidad, amabilidad, cercanía y simpatía. Casi se agotan los adjetivos con los que Belén María Romero Díaz -en la foto inferior con la profesora Carmen Olaya– define lo que ha vivido a su paso por La Casa del Francés. Los resultados saltan a la vista. La trayectoria de esta maestra y psicopedagoga gaditana como alumna de la academia solo puede definirse como espectacular.

En un solo año ha pasado de un nivel básico en lengua francesa a un B2, un nivel intermedio que certifica un impresionante avance en las diferentes destrezas que se evalúan en los exámenes oficiales de idiomas.

¿Cómo lo ha conseguido? Romero desvela algunas de las claves de esta evolución: “Le he dedicado al estudio del francés todo el tiempo que he podido, ha sido un año duro porque tenía que compaginarlo con el trabajo y otras obligaciones. Lo he vivido como una carrera de fondo”.

La alumna confiesa que “decidí presentarme a todas las pruebas oficiales, desde el nivel A2 porque para mí era importante ir subiendo escalones poco a poco. Un idioma hay que digerirlo; si no se hace así el aprendizaje no es efectivo”.

“Un idioma hay que digerirlo, si no el aprendizaje no es efectivo”

En toda esta trayectoria que la ha llevado, nada más y nada menos, que a conseguir unas calificaciones de 95 y casi 67 puntos sobre 100 en los niveles B1 y B2, respectivamente, Belén María Romero admite que ahora “soy más autónoma hablando en francés y he mejorado en la comprensión escrita y oral”. Además, señala como próximo reto el “hacer un nivel superior, un C1, pero con más calma”.

La relación de esta alumna con la academia y la lengua francesa comienza por motivos profesionales y por vislumbrar el filón que supone en la actualidad el aprendizaje de idiomas extranjeros. “Los idiomas te abren puertas, te enriquecen cultural, personal y profesionalmente. Y su enseñanza también se está imponiendo a un ritmo que exige una preparación continua. No había tenido contacto previo con el idioma -confiesa- pero pensé que era el momento y me lancé a hacerlo”.

Carmen Olaya y Belén Romero, profesora y alumna de La Casa del Francés.

Carmen Olaya y Belén Romero, profesora y alumna de La Casa del Francés.

Una vez despierto el interés por este universo llegaron a sus oídos muy buenas referencias de La Casa del Francés y no lo dudó. “Fue como una intuición, me acerqué a la academia y hablé con Michäel (Pérez, director y docente). Ha salido todo muy bien, estoy encantada”.

De su experiencia como alumna cuenta que “desde el principio me he sentido muy a gusto aquí. El ambiente es relajado e invita al aprendizaje, a compartir e irte superando. Y el profesorado es muy profesional, sabe sacar lo mejor de ti y siempre está dispuesto a ayudarte a mejorar”.

A nivel general y a nivel particular, porque Romero tiene palabras para los que con ella han vivido todo el proceso que conlleva la inmersión en una segunda lengua. “Carmen ha sido mi profesora, es muy exigente y lo agradezco porque es clave para sentirte motivado en todo momento. Michäel siempre me ha ofrecido una sonrisa y ha estado pendiente de mis progresos y ¡no puedo olvidarme de Annie y ese ‘bonjour Belén’ para empezar la mañana!, es un encanto y siempre está dispuesta a resolverte cualquier duda”.

“En LCDF el ambiente es muy relajado e invita a compartir y superarte. Y el profesorado saca lo mejor de ti”

Al hacer balance de todo un curso académico de esfuerzos y satisfacciones, esta estudiante aventajada de LCDF -que junto a otros nombres como Yaiza, Lucía, Miriam o Cristina han demostrado que quien quiere puede conseguirlo gracias al mejor equipo y al tesón personal- reconoce que el haber logrado sus objetivos en tan poco tiempo se debe “a la suma de dos elementos: el ritmo de enseñanza-aprendizaje y el método enfocado a la consecución del objetivo. El ritmo se refiere al trabajo constante, la exigencia continua y la construcción de un aprendizaje sólido día día. Por otro lado -prosigue- las diferentes técnicas y materiales empleados, la manera de enfocar las clases, muy participativas y dinámicas, han sido puntos fuertes porque cuando aprendes una nueva lengua el trabajo con los compañeros es fundamental”. Así, las clases están orientadas “a la obtención del certificado oficial, lo que añadido al trabajo por parte del alumno hace que se cierre el ciclo. Estoy muy agradecida a La Casa del Francés por todo lo que he conseguido”.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*