El verlan, la lengua que nunca envejece

El verlan, la lengua que nunca envejece

¿Hablas bien francés? ¿Estás segur@ de que ya no puedes saber nada nuevo? ¿Y si hablamos del verlan?
Es una forma de argot usado específicamente en francés que consiste en la inversión de las sílabas de una palabra, algunas veces acompañada de elisión.
IMG_7883(1)
Clases mixtas en LA Casa del Francés

El verlan es sobre todo una lengua propia de la juventud. Todo el mundo en Francia sabe de qué se trata, aunque no lleguen a entenderla, ya que su objetivo es evitar que los adultos entiendan a los jóvenes. Se dice que en su origen, se trataba de un código secreto, una forma de argot inventado por los “macarras” de los barrios obreros parisinos de los años 60, con el objetivo de que no se les entendiera.

La gracia es que hasta el propio nombre de la jerga está modificado, viene de “l’envers”(al revés) , así que si realizamos la inversión “vers-l‘en”, y al final se queda en “ver-lan”.

Además, existe la posibilidad de encontrar palabras en verlan que no sufren alteración de las sílabas, sino la eliminación de alguna de ellas. Para ejemplificar el último caso podemos ver el cambio de la palabra “problème” (“problema”), que en verlán se simplificaría para pasar a ser “blème. ¿Empieza a complicarse la cosa no?

Vamos a ver realmente la facilidad que tiene la construcción del verlán:

La forma más simple es obviamente la inversión, cortando o doblando la palabra. Pero como acabamos de ver con el “blème”, hay casos en las que hay elipsis en ciertas palabras (pro.)

Veamos algunos ejemplos para entenderlo mucho mejor.

keum = mec (mé-keu) (chico)
meuf = femme (mujer)

Por lo tanto, si alguna vez estáis hablando con un francófon@ relativamente joven, estaos atentos por si os cuelan alguna de estas fantásticas variaciones.