El francés como lengua internacional

El francés como lengua internacional

La lengua francesa ha ido evolucionando y expandiéndose paralelamente a la extensión del reino francés. Esto se vio acentuado durante los siglos XVII y XVIII con la aparición de las colonizaciones masivas en los territorios de Canadá, El Caribe y América del Sur.

Sin embargo, gracias a los movimientos de determinación coloniales, Francia perdió la hegemonía de estos lugares entre los siglos XVIII y XIX, dejando tras de sí una huella lingüística imborrable.

En el siglo XIX ocurre algo determinante en la historia: la colonización de los territorios africanos, para Francia, su segundo Imperio colonial. Como todos sabemos, estos territorios también consiguen su independencia, pero la lengua francesa se extendió tanto que muchos territorios africanos siguen teniéndola como idioma oficial. Vamos a hacer una pequeña recapitulación.

-Obviamente el francés estándar es aquel que se habla en Francia, concretamente lo designamos al francés “parisino” (esto no quiere decir que el resto de los acentos o variaciones dialécticas no sean válid@s). Además de allí, ¿dónde se habla el francés internacionalmente como lengua oficial?

-Europa: tenemos dos grandes países, Suecia y Bélgica. En Suecia las variaciones son prácticamente a nivel morfológico, como es el caso del uso del verbo dîner (cenar) para referirse al almuerzo. En el caso de Bélgica, las variaciones son fonéticas, debido a la influencia del neerlandés.

-Canadá: Tenemos el magnífico territorio de Quebec. Obviamente hay una gran influencia del inglés en el acento de este lugar, pero el francés “quebecois” es el más parecido al francés estándar parisino.

-África: con un total de más de 75 millones de francófonos repartidos entre África Central, África del Oeste y el Cuerno de África. Probablemente sea el lugar más interesante para estudiar el francés, debido a los numerosos dialectos surgidos.   

Como conclusión, el francés es uno de los idiomas más importantes mundialmente, no solo por la cantidad de francófonos que existen, sino por su gran distribución a lo largo de todo el mundo.