Julio Sampalo

13 abril 2018

No hay comentarios

Casa Noticias

Cuestión de suerte

Cuestión de suerte

Ningún país del mundo se libra de las supersticiones, esas creencias que para bien o mal condicionan nuestra vida. Aunque compartimos muchas con Francia, LCDF ha elegido algunas de las más características del país vecino. ¿Estás dispuesto a tentar a la suerte leyendo esta particular selección?

Cruzarse con gatos negros, pasar bajo las escaleras, encontrar tréboles de cuatro hojas o tocar madera para alejar los malos presagios son solo algunas de las supersticiones más comunes que han ido transmitiéndose entre generaciones. En nuestra última clase especial de cultura francesa hemos podido conocer algunas de las más curiosas de Francia. Seguro que alguna te sorprenderá:

  • Treize convives autour d’une même table

¿Qué ocurriría si invitas a doce amigos a tu cumpleaños y a última hora aparece una personas más? Pues en Francia tendrías un verdadero problema ya que se considera que una reunión de trece personas alrededor de una mesa es una señal de infortunio. Que se lo pregunten si no a Jesucristo cuando decidió invitar a Judas a cenar…

Santa Cena

  • Allumer trois cigarettes avec la même allumete

En algunos países como Francia, encender tres cigarrillos con la misma cerilla trae la mala suerte. El origen de esta creencia está en el campo de batalla. Durante la Primera Guerra Mundial uno de los poco placeres de los que podían disfrutar los soldados era del tabaco. Pero encender un cigarrillo en plena noche tenía sus riesgos: conocer la posición y dirección del enemigo y, en consecuencia, elegir un objetivo al que disparar. Tres pasos fatales que nos hacen pensar si fumar es más malo para la salud de lo que pensábamos.

Cerilla

  • Casser du verre blanc

“Verre blanc cassé…bonheur obligé”. Nuestros vecinos franceses consideran que romper accidentalmente algún objeto de cristal invoca a la buena suerte y al dinero. Si vas a hacerlo en casa ¡no te emociones y destroces toda la vajilla! Con una copa sola basta.

Casser du verre blanc

  • Poser un chapeau sur un lit

Se dice que cuando alguien pone el sombrero encima de una cama deja escapar las ideas de su mente. Una actitud poco recomendable si, por ejemplo, tienes que hacer un examen.

Sombrero

  • Toucher le pompon rouge du béret d’un marin

Y terminamos con más sombreros. Si tocamos el pompón rojo de una boina marinera, la buena suerte acompañará a ese marino en su travesía por el océano.

 

Marineros

 

Y tú ¿conoces alguna superstición francesa que quieras compartir con nosotros? ¡No nos dejes con la intriga!

Deja un comentario

Déjanos tu número y te llamamos